Conecta con nosotros

Tecnología

Banco Central de Paraguay presenta regulaciones para pagos electrónicos

Publicado

en

En un movimiento hacia la modernización de la ejecución del dinero electrónico, el Banco Central del Paraguay ha emitido las reglamentaciones que permitirán la creación de la Cámara Compensadora (CCE) de Entidades de Medios de Pago Electrónico (EMPEs). 

Ésta se encargará, los 365 días del año, de la interoperabilidad de las transacciones entre todos usuarios que usan carteras electrónicas.

Hasta la actualidad, en Paraguay las transferencias de dinero electrónico podían realizarse exclusivamente entre usuarios de una misma EMPE. Ahora, con la habilitación de la CCE, se podrán realizar transferencias entre diferentes EMPEs, sin necesidad de acercarse a un punto de venta para concretar la transferencia.

A su vez, no tendrán costos adicionales, lo que implica que al usuario le resultará lo mismo transferir a una persona con cuenta en la misma EMPE o con una en otra EMPE.

Está prevista para fines de 2019 y es el producto final de varios meses de trabajo coordinado entre representantes del sector público y privado, así como del Grupo de Pagos creado en el ámbito de la Estrategia Nacional de Inclusión Financiera (ENIF).

Regulación única en Latinoamérica

Las EMPEs son entidades de medios de pagos electrónicos autorizadas y reguladas por el Banco Central de Paraguay (BCP) para operar con cuentas de dinero electrónico, cuyo saldo tiene un límite máximo de 3.4 millones de guaraníes [PYG] y son de gran aceptación por la población para realizar pagos y transferencias. 

Paraguay es uno de los pocos países de la región que cuenta con una regulación para entidades que ofrecen dinero no bancario y es pionero en este tipo de servicio ofrecido a la ciudadanía.

De acuerdo al Gobal Findex, Paraguay es el país en América Latina con mayor cantidad de cuentas de dinero electrónico en relación a su población. 

Soph es redactora de tiempo completo del equipo editorial de AMBCrypto en español. Tiene experiencia como editora y traductora en varias editoriales de la Ciudad de México. Su postura política es el feminismo, y es una fiel creyente de la economía descentralizada y autogestiva. Adora escribir sobre la importancia de Latinoamérica en el criptoespacio.