Conecta con nosotros

Bitcoin

Bitcoin [BTC]: ¿qué constituye una reserva de valor?

Publicado

en

El interés institucional en bitcoin [BTC] ha experimentado un aumento significativo en 2019, con el que reapareció el debate sobre si la cripto es la nueva «reserva de valor». Según el Gerente Director de Grayscale, Michael Sonnenshein, ha habido un cierto cambio en la percepción sobre BTC.

Sonnenshein apareció en The Scoop, donde analizó el impacto de los inversores institucionales en los activos digitales. Afirmó que, aunque el oro ha sido la reserva de valor estándar durante siglos, BTC seguramente se convertirá en su competidora:

“Ahora es casi 2020 y estamos comenzando a preguntar a los inversores, ¿qué constituye una reserva de valor? Históricamente ha sido el oro, pero eso puede haber tenido más sentido para una época física. Como nos estamos sumergiendo por completo en la era digital, tal vez el oro no aguante tanto, y quizás los inversores tengan que pensar en una reserva de valor digital, como bitcoin».

El impacto de las instituciones

Los inversores institucionales tienen la clave para que BTC, y cualquier otro activo digital, ganen una adopción convencional, ya están más conscientes ello, pues aprendieron sobre bitcoin y su potencial como inversión. 

Aún más, estos inversores están utilizando BTC como un fondo de cobertura y una reserva de valor para diversificar su cartera de inversiones, así como para obtener ganancias rápidas de capital.

El creciente interés de los inversores institucionales es evidente por el hecho de que Grayscale registró su mayor ganancia en el último trimestre, con más de $250 millones de dólares recaudados. 

Binance ha registrado los volúmenes diarios más altos, superiores a los $700 millones de dólares en su plataforma Binance Futures. Además, Bakkt lanzó sus contratos de futuros, mientras que los volúmenes de contratos de futuros de CME, hasta la fecha, han experimentado un aumento significativo desde el año pasado.

Adriana es una de las redactoras de AMBCrypto en español, pero también tiene experiencia como editora, traductora y correctora de estilo en diversas editoriales y medios de la Ciudad de México. Ella se graduó en Literatura y Creación Literaria, aunque siempre se ha interesado por la tecnología, los gadgets y los animales.