Conecta con nosotros

Noticias

Gracias a Blockchain, España ya no desperdiciará 1.3 millones de kilos de alimento al año

Publicado

en

De acuerdo con la ONU, si la población mundial llegase a alcanzar los 9,600 millones en 2050, se necesitaría el equivalente de casi tres planetas para proporcionar los recursos naturales precisos para mantener el estilo de vida actual. Para resolver esto, quizá la única opción es Blockchain

Raúl Martín, Director del hub Km Zero, tiene una propuesta relacionada muy interesante. Decidió utilizar la tecnología subyacente de las criptomonedas, Blockchain, por sus características como la inmutabilidad e inmediatez, para el sector alimenticio. Comentó:

“Te permite saber qué está pasando, así como cerciorarte de que los datos no están manipulados. Se puede trazar como nunca antes toda la cadena alimentaria y tener toda la información en la nube para que cualquier persona, con su correspondiente permiso, pueda conocer qué ha pasado ante una alerta alimentaria”. 

Esto podría interesarte: El cannabis será seguro en Uruguay gracias a Blockchain

Señaló el reciente caso de listeriosis en Andalucía, y cómo Blockchain podría haberlo resuelto en minutos al localizar los productos contaminados. También usó de referente a Carrefour, que desde el año pasado utiliza los servicios de IBM y Blockchain para su producción y distribución. 

Sin embargo, la verdadera preocupación es la sustentabilidad de la industria agroalimentaria. Según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, en 2018, los hogares españoles tiraron casi un 9% más de comida que el año anterior, esto es, 1,339 millones de kilos/litros de alimento. 

Ante esta realidad, Martín dijo que se debe comprender el nuevo escenario que involucra un consumidor muy diferente al de hace años. Las compañías que no se modernicen y aprovechen cada innovación para ahorrar y aprovechar la comida, caerán. 

Soph es redactora de tiempo completo del equipo editorial de AMBCrypto en español. Tiene experiencia como editora y traductora en varias editoriales de la Ciudad de México. Su postura política es el feminismo, y es una fiel creyente de la economía descentralizada y autogestiva. Adora escribir sobre la importancia de Latinoamérica en el criptoespacio.