Conecta con nosotros

Noticias

Bitcoin [BTC]: Exchange canadiense cierra sus puertas y queda a deber millones

Publicado

en

El Exchange canadiense, Einstein, cerró sus operaciones debido a un adeudo con sus inversionistas, mayor a los $16 millones de dólares canadienses, es decir, más de $12.4 millones en dólares estadounidenses. 

La información se hizo pública el lunes, tras la declaración oficial de la Comisión de Valores de Columbia Británica (BCSC), sobre que un abogado de Einstein expresó que planeaban cerrar dentro de 30 a 60 días, debido a una falta de rentabilidad.

El comunicado decía:

«Los materiales presentados ante el tribunal señalaron que la BCSC recibió numerosas quejas sobre clientes que no podían acceder a sus activos en el Exchange Einstein».

Fuente: Google Play Store

Además, el BCSC también aclaró que el órgano rector «no ha autorizado a ninguna plataforma de trading de criptoactivos a operar como un Exchange». Si bien el sitio web de Einstein sigue sin estar disponible para todos los usuarios, la BCSC aclaró que cualquier actualización de acreedores y documentación relevante se proporcionará en el siguiente enlace.

Avances de la investigación

Fuente: declaración jurada

La captura de pantalla proviene de una declaración jurada en la que el investigador principal de la BCSC, Sammy Wu, compartió que «Einstein usó incorrectamente los activos de sus clientes y les debe millones en efectivo y criptomonedas». Wu agregó:

«Llamé al número de teléfono de Gokturk [Michael Ongun Gokturk, fundador de Einstein Exchange] que figura en su sitio web y la grabación decía que todos sus agentes están ocupados. Llamé a Gokturk y su correo de voz decía que no estaba disponible y que enviara un mensaje de texto, ya que no revisa el correo de voz. Le envié un mensaje de texto».

Si bien la BCSC continúa investigando el caso, ha advertido a todos los ciudadanos canadienses que «tengan precaución al comprar o vender criptomonedas debido a los diversos riesgos».

Adriana es una de las redactoras de AMBCrypto en español, pero también tiene experiencia como editora, traductora y correctora de estilo en diversas editoriales y medios de la Ciudad de México. Ella se graduó en Literatura y Creación Literaria, aunque siempre se ha interesado por la tecnología, los gadgets y los animales.